De qué va

jueves, 17 de enero de 2013

Siempre he sido fan de las historias, si bien tardé en darme cuenta de ello y pasé de ser fan de los libros, a fan de las películas y del anime y manga y un pequeño etc. Después me di cuenta que lo que me interesaba era la forma en la que contaban las historias, independientemente del medio. Las historias y los personajes eran lo que tanto me gustaban.

Así que llegué a la conclusión de que más importante que el medio (libros, películas, series, etc.) es el contenido. De nada sirve decir que es mejor leer que ver televisión, cuando lo que estás leyendo es literatura basura y te estás perdiendo de series grandiosas. Es como si uno dejara de ver Dexter y se pusiera a leer Crepúsculo en su lugar.

Lo que haré aquí, será hablar de lo que me gusta ver o leer en mis tardes de ocio. O en mis tardes libres, que en realidad no son tan libres porque hay cosas que debo hacer, pero ¡viva la procastinación!

Y como toda persona normal, me gustan cosas que son muy buenas y que todo el mundo debería ver y otras que son absurdamente malas, o que son mucho más simples que el resto. Pero también pienso que hay historias para todo momento, unas para cuando lo que te apetece es pensar y reflexionar sobre la inmortalidad del cangrejo y otras para cuando sólo quieres apagar tu cerebro y reír a lo loco un rato.

A veces, también hablaré de cosas malas. Porque me gusta quejarme y burlarme. Suele ser divertido.

Total, que un buen día puedo hablar de un libro y al siguiente de un webcómic y así sucesivamente.

En corto:

Cel. Mujer. 1990. Español, inglés, japonés, alemán: friki de los idiomas. Friki en general. Fan de las historias. Física. Anime y manga. Libros y webcómics. Ficker. Haikus. Minicuentos. Ficción breve. Series. Películas. Música. Rojo con blanco. Café. Té. Ciencia. Mitología.